Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continúa navegando, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. OK | Más información

DENEGACIONES Y RECURSOS

Definición:

La denegación en un procedimiento de Derecho de Extranjería o Nacionalidad es la resolución desfavorable que emite la Administración de la solicitud realizada por el extranjero.

Esta denegación puede referirse, por ejemplo, a una Autorización de Residencia (y Trabajo) Inicial, a una renovación, a una solicitud de Arraigo Social, una Reagrupación Familiar, un Visado o un expediente de nacionalidad española por residencia.

Motivos:

Cuando la Administración deniega una solicitud realizada por un extranjero en relación a un trámite de Derecho de Extranjería o Nacionalidad tiene la obligación de especificar la causa o causas en las que se basa dicha denegación, así como motivar jurídicamente esta decisión desfavorable.

Las causas de denegación pueden variar según el procedimiento de Derecho de Extranjería o Nacionalidad del que se trate. No es lo mismo un procedimiento de Arraigo Social que una Reagrupación Familiar, o la denegación de una Autorización de Residencia de Larga Duración que de una solicitud de nacionalidad española por residencia.

No obstante, sea cual sea el trámite resuelto desfavorablemente por la Administración, la Resolución que deniegue la solicitud realizada por el extranjero deberá contener los motivos o causas de denegación alegados por la Administración, el artículo o artículos del Derecho de Extranjería en el que se basen, así como los recursos que quepa interponer contra dicha denegación, el plazo para ello y el organismo competente para resolverlos.

Derechos del extranjero:

Todo extranjero que haya visto denegada su trámite de Derecho de Extranjería o Nacionalidad tiene el derecho a poder recurrir dicha denegación si no estuviera de acuerdo con los motivos alegados por la Administración.

El Derecho a recurrir se reconoce en un doble ámbito:

a) Recurso en vía administrativa, que se interpone por regla general ante la misma Administración que ha denegación el procedimiento, y permite revisar sus propios actos. No es obligatorio, sino potestativo, pudiendo acudir el extranjero directamente a la vía judicial.

No es forzosa la intervención de abogado, aunque siempre es aconsejable contar con los servicios de un abogado especialista en Derecho de Extranjería.

b) Recurso en vía judicial, que se interpone ante un tribunal y permite revisa los actos denegatorios de la Administración, corregirlos y anularlos cuando sean contrarios a Derecho. Es obligatoria la intervención de abogado, que debe ser especialista en Derecho de Extranjería, y en algunos casos de procurador.

Recursos:

Como se dijo anteriormente, el extranjero tiene Derecho a recurrir la denegación de procedimiento de Derecho de Extranjería o Nacionalidad, tanto en vía administrativa como en vía judicial. Dependiendo del procedimiento que se encuentre tramitando, cabe diferenciar el organismo competente para resolver estos recursos:

Autorización inicial o renovación: 
(por ej.: Arraigo Social, Reagrupación Familiar, Residencia de Larga Duración, Renovación, etc…)

  • Recurso en vía administrativa: Oficina de Extranjería.
  • Recurso en vía judicial: Juzgado de lo Contencioso-Administrativo.


Visado: 
(por ej.: Visado de Residencia, de Residencia y Trabajo, de Estancia, etc…)

  • Recurso en vía administrativa: Consulado de España en el que se tramita el Visado.
  • Recurso en vía judicial: Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Contencioso-Administrativo.

Nacionalidad española:

(por ej.: nacionalidad por residencia, presunción de nacionalidad, nacionalidad por opción, etc…)

  • Recurso en vía administrativa: Dirección General de los Registros y el Notariado (M. de Justicia).
  • Recurso en vía judicial: Audiencia Nacional, Sala de lo Contencioso-Administrativo.

Particularidades:

El Certificado de registro de ciudadano de la Unión tiene las siguientes particularidades:

a) El Certificado habilita al ciudadano comunitario a permanecer y residir legalmente en España, pero al carecer de fotografía debe ir acompañado de algún documento que identifique correctamente a su portador (Pasaporte, DNI de su país, Permiso de conducir,…).

b) Transcurridos cinco años de residencia legal, como norma general, el ciudadano comunitario tendrá Derecho a la Residencia Permanente, cuya vigencia tendrá carácter indefinido. El Certificado deberá ser renovado cada diez años.

807 402 024 - Asesoramiento jurídico telefónico